La china


llegan al establo (terminal 2 del aeropuerto internacional José Martí) en la habana, cuba. Les dan unos papeles entre otros tantos que ya cargan. Deben pagar unos 30 dólares por estar allí. Deben pagar algo a cada alguien para que te trate bien; hasta el médico que te examina y ya tu pagaste te suelta cuando están solos “tírame un sa’g’ve ahí” (quiso decir “un salve”, un dinerito). Por fin, si te dejan entrar al resto del país, pués ellos pueden tener orientado que tú “no pasarás” y te tienes que regresar en avión por donde llegaste… cuando haya un avión, que puede ser en varios días.

Entras y te vas en taxi. El chofer te dice “dame lo que tú quieras” (esto sólo ocurre en cuba) tú le das lo mínimo, él te dice “¡¿esto que cosa’é?!, le das algo más y arranca molesto, sin que llegues a saber si lo estafaste o te ha estafado.

Llegas pensando en toda esa gente y ya Estás con tu familia y amigos, pronto todos empiezan a gritar que no hay azucar. Vas a 23 y 12 y no hay. Vas a una bodega que “siempre tiene”, cuidadosamente le dices que te ha enviado chuchito el amigo del cuñado de la sobrina de paquita Blas…  y no hay, no hay azucar en toda la habana, te dicen levantando las cejas cómo las marionetas. Vas a 70 y 1ra que es un mercado grande, y no hay, despues de dos horas preguntando, alguien te dice “llégate a Jaimanitas”, está a media hora de la ciudad, ahí consigues para todo el edificio donde vive tu mamá.

…los quieres llevar a comer y te atiende una “china”, te dice “son 25 CUC” le das 30. Como en todas partes, esperas el vuelto (el cambio), no llega. Le preguntas y te dice “yo creía que esa era la propina”,  como ya sabes, te vas tranquilo, tal vez es lo que “se estila” por acá.

Llegas al aeropuerto y te piden el papel amarillo. No sabes que papel es ese. Te gritan y te regañan, casi se te va el avión mientras ves que alguien llora porque el auto en que viajaba se ponchó y llegó unos minutos tarde, por lo que su ticket de avión fue vendido; tenía que pedir dinero a su família para comprar otro en el próximo avión, para llegar posiblemente tarte a su trabajo.

Regresas convencido que en cuanto mamá viva contigo, a cuba no regresas nunca más.

Allí sigues siendo tratado cómo un “gusano”, sólo que ahora todos te quieren meter las manos en los bolsillos.

image

Advertisements

Leave a comment

Filed under Cuba, EDUCATION, ESPAÑOL, España, HUMAN HEALTH, México, Podemos, PSICOLOGÍA, Silvio Rodríguez Domínguez, Silvio Rodriguez, USA, Venezuela

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s