3•2 —• divorcio a la vista


…a seguir cambiando hasta dejar de ser todo lo mejor que podría haber sido bajo la pupila martiana de mejores hijos.
Los dias largos y tediosos, y llenos de un sabor amargo, cargados de angustias por ver tantas desavenencias; no se detenían. Jose’ Miguel Albuquenque, mi esposo, había cambiado, y podemos decir que había una similitud con la revolución cubana, pues el cambio era drástico e incoherente.
El hombre planeaba divorciarse, e irse lejos de la ciudad de Santa Clara. Allí planeaba comenzar un paraíso. Yo me atrevía a entrar en la entraña de su alma y ver todo lo que experimentaba y…

Advertisements

Leave a comment

by | 2014-12-15 · 1:58 PM

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s