40


a punto de cumplir 11 años (1985) apenas sabía de memoria lo que otros repetían, todos mensajes prefabricados, oscuros: así me llegaban y yo los repetía. Vacíos y mutilados. Vine a saber que hubieron unos sucesos en la Embajada de Perú y que a ello siguió una crisis migratoria, cuando mi mamá empezó a trabajar (1987) en Museo de la Marcha del Pueblo Combatiente. Entonces comencé a ver caras cubanas diferentes, en fotos, fotos de los que luego se fueron por el Mariel, fotos yéndose, fotos de presos…y sus familiares… Aprendí leyendo lo que estaba escrito en cada área de ese Museo (antes en 5ta avenida y 72 calle, ahora hay un gran hotel, el Museo no sé si continúa existiendo). Allí estaba el relato de como en el fuego cruzado habia muerto uno de los custodios de la Embaja de Perú en 1980, cuando un autobus lleno de ese elemento desesperado, se abalanzó sobre la cerca del lugar para ocuparlo.

En ese Museo conocí a Manuel, chofer, Manuel La Luz Baez, él ha sido en mis 40 años el único ser parlantes incesantes interesante que he conocido en persona, hablaba sin pausa y yo trataba de seguirle el hilo, de captar el mensaje, un mensaje Vivo, ya no eran frases encartonadas, sin emoción, sin vida: Sus palabras hablaban de su vida, de lo que veía y había visto: era otro discurso. Al mismo tiempo, mi papá se hacía Héroe en Cuito Cuanavale, Angola, definiendo el final de una contienda de más de 10 anos a más de 10 mil kilómetros de distancia de nuestro archipiélago en el Caribe.

Manuel hablaba de lo bello de la Vida en Cuba, pero también hablaba de las sombras. Manuel estaba distorcionado por el alcohol, su baja escolaridad y otros males, pero fue el primero en develar para mi un mundo que ahí estuvo, que ahí estaba, que ahí ha seguido y seguirá: el mundo de las Sombras que acompañaban al “Sol” que ha sido esa “Revolución”: El mundo de la Mentira, del Fraude. Me abrió los ojos hacia esa dimensión de la que fuí no solo testigo: fui parte. Tenía un amigo que incapaz de aprender varias asignaturas, afinaba sus artes para fijarse en los exámenes ya fuera de los demás o de sus chuletas (chivos): en la ropa, en las gomas de borrar (borradores), en papeles finos como la piel de cebolla, etc. Habían unos exámenes llamados Extraordinarios, en el que todo el mundo podía participar para mejorar sus notas y los que habían suspendido el examen Ordinario, tambíen. A varios de esos exámenes fuí para ayudar a mi “amigo” a aprobar. En el extremo de la situación (exámen de Literatura) al ver que él no podría vencerlo de ninguna manera, ideamos que el aprendiera a escribir como yo y yo como él. En el examen el puso mi nombre en su prueba y yo el nombre de él en la mía. La profesora me dijo que no entendía por que yo había hecho tan mal examen, ni tampoco por que había ido a subir nota si tenía buen curso. A mi amigo le dijo, la misma profesora, que ese examen no lo habia hecho él. En la mirada de ella sentíamos, tal vez fue paranoia, que algo sospechaba. Al final, mi amigo no aprobó ese año. Después lo ví acudiendo a cursos no regulares para lograr tener su Diploma de 12 grado tan importante para su vida laboral. Siempre escuché historias y fuí participe de similares, en las que algunos profesores eran famosos por dejar que todos se fijaran en las pruebas. Algunos se ponían a conversar con alguien o salían del aula donde se desarrollaban las mismas o incluso iban hasta los alumnos con más dificultades y los ayudaban a responder preguntas, a veces a viva voz por si alguien estaba en el mismo problema. Era algo descarado. De ese mundo escolar sali en el 1991 para empezar la universidad.

En el Instituto de Ciencias Basicas y Preclinicas “Victoria de Giron”, no viví nada de lo arriba descrito, ni escuché nunca de que existiera Fraude. Siempre habia alguien que usaba sus chuletas o intentaba robar del de al lado durante un examen. Los profesores eran intachable y si te veían hablando o en algun movimiento estraño, inmediatamente te sacaban del aula. Sin embargo, muchos decían que algunos profesores ayudaban a estudiantes estranjeros a aprobar, por “lástima”, muchos eran chicos que venian de la pobreza y de otras lenguas e inspiraban lástima verlos padecer ante cada pregunta. De esto último no tengo certeza.

Luego trabajé de médico en Centro Habana. Algunos otros médicos me habían dicho que falsificaban información en la documentación que llevaban (historias clinicas, fichas familiares, hojas de cargos, y demás documentos de las decenas de programas que debíamos llevar para controlar decenas de enfermedades y riesgos para la salud) con el objetivo de “cumplir”, tener buenas calificaciones, optar por especialidades, post grados, viajes al exterior, etc. Esos compañeros, casi todos, me estimulaban a hacer lo mismo, que no fuera “tonto”, corria el riesgo necio de “quedarme atrás”. En aquel policlínico teníamos que aplicar unas encuestas a la población. Nos dijeron que esas encuestas eran parte de un convenio con el país bajo (Holanda) en el que ellos nos donaban computadoras y otros medios y nosotros colaborabamos en esos estudios. En los estudios científicos se selecciona muy bien la Muestra que se va a estudiar. Producto de que estábamos atrasados en las encuestas, la directora del policlínico en un momento de desesperación, nos dijo que hicieramos las encuestas como fuera, que si alguno vivía en un edificio que se la hiciera a todos los de ese edificio: Fraude. Yo me sentí mal y decidí ir a la Plaza de la Revolución. Allí me dijeron que un tal Santiago, me atendería. El señor fue muy amable (año 2000) y me pidio que pusiera por escrito mi denuncia. Asi lo hice. Al siguiente día el director provincial de Salud tuvo un pequeño encuentro conmigo y me dijo que todo se arreglaría y que le dijera si alguien tomaba replesalias conmigo. Luego me citó a su oficina el director municipal de salud, quien fue menos amable. Mis colegas en el policlínico me miraban como si yo fuera el Diablo, pero ninguno se atrevia a agredirme. Durante las siguientes semanas hubieron varias inspecciones, la directora no siguió trabajando en aquel lugar, pero NADA MAS CAMBIO. Todo siguio igualito. Yo gané muchos enemigos, la directora fue sustituida Y NADA MAS, Y NADA MAS. Eso me hizo desencantarme del sistema. Yo había ido a la Plaza a quejarme apenas unos días después de que Fidel dijera en esa misma plaza (mayo 1ro de 2000) que la Revolución era no Mentir jamaz, y yo fui a probar que había de Revolución y encontré que había NADA. Que tenía que seguir viviendo en la Mentira. Ese fue el comienzo del final, de la decisión que un día tome de dejar ese país (en Abril 2007). La lista de “razones” para sentir que habia injusticia y mentira crecía con los meses: que no me dejaban viajar fuera del pais, sin una Carta Blanca (carta de libertad como si fuera un esclavo) y que esa carta se demoraría hasta 5 años en dármela; que las Tesis de post grado estaban llenas de mentiras, pués así como mentían los médicos en cuanto documento llenaban, mentían en todo lo que ponían en esas Tesis para graduarse de especialistas; y mentían en los artículos que luego salían publicados; y mentían a los pacientes cuando les decían que su tratamiento era adecuado cuando sabían que mejores alternativas habían pero no dentro de Cuba. Cuando empiezas a ver mentiras por todas partes, empiezas a desconfiar de TODO. Todo empieza a perder valor, todo deja de ser digno, martiano, revolucionario. Empiezas a sentir rechazo, caes en una espiral de desconfianza hacia todo, que llevas contigo a todas partes. Luego ves que cambian en todas partes, no solo en Cuba, funcionarios de todos los niveles, pero pocos cambios ocurren para que esas situaciones no se repitan. El castigo y el estímulo son una pequeña parte de la solución. Hay un mar de mentiras que nos envuelve a todos, que crea mareas cuyas crestas decollantes queremos decapitar. No arrancamos el mal de raiz, dejamos la mentira en todas partes y ahí seguirá por siglos hasta que las circunstancias la hagan innecesaria y muera de inanición. Creo que el proceso que ha iniciado Raul es correcto, espero que barra con todo lo que tiene que ser barrido. Sería un formidable Ejemplo para la Humanidad y afianzaría la Revolucion, si terminara aprobando la existencia de otros partidos (además del único que existe) y planificando elecciones donde voten los cubanos por su presidente como hacen el resto de los “queridos” “hermanos” latinoamericanos.

IMG_0240.JPG

Advertisements

Leave a comment

by | 2014-12-13 · 11:19 PM

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s